El Cortex (la corteza) de Jake Evill

Nacido en Singapur, este joven neozelandés de poco más de 20 años ha pasado a la escena mundial por el diseño de lo que él llama cortex (la corteza), que es una especie de exoesqueleto que sustituiría al clásico yeso en las fracturas óseas.

Jake Evill es graduado de la Universidad Victoria de Wellington, en Nueva Zelanda, y se le ocurrió una gran innovación con impresión en 3D a raíz de una fractura sufrida tras salir en defensa de un amigo en una pelea. En su sitio jakevilldesign.dunked.com, dice que tanto las férulas como el yeso, han sido la perdición, picazón y mal olor de millones de niños, adultos y ancianos fracturados en todo el mundo…

El yeso ha sido una técnica médica muy vieja, las consecuencias secundarias son incomodas como son el mal olor a causa de la sudoración, la picazón, la deshidratación y decoloración de la piel. Con el Cortex estos efectos simplemente desaparecerían, además de que el diseño es atractivo, está inspirado en las estructuras pequeñas de los panales, que ofrece un atractivo visual, 0 efectos secundarios y por si faltara algo más, es lavable y reciclable. Es el soporte de las fracturas en el siglo XXI afirma en su sitio.

cortex

Para su elaboración utiliza la mezcla de recursos tanto médicos como son los Rayos X para detectar la zona fracturada, y los de diseño como un escáner 3D para detectar las zonas que necesitan más soporte, una vez terminado el diseño, solo hay que imprimir en 3D, y listo.

exoesqueleto

El prototipo aún está en desarrollo, hay que buscar un material ideal para él así como que sea económico, ya que tendrá que competir contra el yeso y la fibra de vidrio que serán grandes rivales en esta materia, el mismo Evill está buscando socios que quieran apadrinar este proyecto.

El Cortex es uno más de los productos novedosos que la impresión en 3D hace  posible y con un buen desarrollo y coste accesible podría convertirse en una toda una revolución en el tratamiento de las fracturas de huesos.

Me gusta:
error