Snap 3D, impresora sin tornillos

La Snap 3D es la primera impresora  que se puede montar sin necesidad de tornillos, ni tuercas; con tecnología FFF de impresión 3D (Fabricación por Filamento Fundido), la Snap 3D tiene un diseño en forma de módulos que permite a cualquier persona, incluso las personas sin formación técnica, ensamblarla fácilmente y su construcción permite personalizarla su extrusora para imprimir diversos materiales, desde los termoplásticos al chocolate y el azúcar.

Snap 3D Printer

Construida por la empresa estadounidense Tjiko, la Snap 3D tiene un marco de polietileno de alta densidad, ligero, fuerte y fácil de transportar; ha sido diseñada en forma de módulos fáciles de ensamblar. Cuenta con una extrusora simple con una boquilla de 0.35mm de diámetro de salida que se puede reemplazar fácilmente con una diferente para impresión de otros materiales, e incluso, se puede añadir una extrusora más para poder imprimir en dos materiales o con dos colores a la vez. La Snap 3D tiene un panel de control en la parte frontal, con una pantalla LCD y algunos controles de impresión, además cuenta con entrada para tarjeta SD, lo que significa que no es necesario estar conectado a la impresora durante todo el proceso de fabricación que en algunos casos puede tardar horas.

Snap 3D Printer1

La Snap 3D tiene un volumen de impresión máximo de 20.3 cm cúbicos, cuenta con cama térmica de impresión 3D, que evita la deformación de algunos materiales por efecto del cambio brusco de temperatura; la Snap 3D puede imprimir con termoplásticos ABS, PLA y Nylon en filamento de 3 mm. Puede imprimir capas con una resolución de 300, 200 y hasta 100 micrones, es decir, 10 capas por milímetro.

Snap 3D Printer2

La Snap 3D tiene unas medidas de 6 x 22 x 17 cm y un peso de 7.25 kg, cuenta con iluminación LED en el interior y el cartucho de impresión es colocado en la parte superior de la impresora. Está disponible en 5 colores distintos, a saber, blanco, azul, rojo, amarillo y verde.

Snap 3D Colors

La Snap 3D utiliza Software Repetier, Pronterface o slic3r, que son de código abierto, su fácil ensamble y su versatilidad la convierten en una excelente opción para los entusiastas de la impresión 3D. Finalmente, el precio inicial de la Snap 3D es de 799 dólares.

Me gusta:
error